miércoles, 26 de abril de 2017

Luna




Virginal abismo      Oscuridad redentora

Refugio de Eva expulsada del paraíso
Trono de Lilith de hombres y dioses liberadora.

Nómada inmortal sin país ni tiempo
en cada cielo atravesando siglos.
Dueña de miradas perdidas
de corazones que salvan distancias por la mente creadas
en tu sombra rostros voluptuosos encuentran
cuerpos que son volcanes
en tu reflejo soles desnudos extravían
auroras frías.
Ávida de deseos arrastras en soledad lujuria y sueños presentidos
inicios que cicatrizan mucho antes de que hayan sido.

Las voces que te regalan historias y plegarias y silencios que no callan
te olvidan cuando avanzas con recogimiento a tu templo
cuando tu llorar de luz al mundo
rompen las tinieblas.

No eres hija ni madre
ni mujer ni diosa
Y eres todo en los ojos sedientos del amante
flecha y diana de las almas perdidas.



Zoraida*


8 comentarios:

  1. Qué bien la has reflejado en tus versos, amiga mía. Cuántas preguntas y plegarias ofrecidas... Cuántas miradas y lágrimas bajo su influjo. Señora de la noche y Diana de mis ojos.
    Bellísimo y elegante tu sentir, mi querida Zoraida.

    Mil besitos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan admirada y soñada...tan sola cuando llega el alba y nos ciega la luz dorada.
      Ni un pequeño destello de tu belleza, mi querida Auroratris.

      Gracias infinitas siempre.
      Hacia ti vuela un beso con mi cariño inmenso. :)

      Eliminar
  2. Jardín de deseos, escondite de miradas fugadas en busca de un punto dónde los amantes se encuentran aún siendo la luz y la oscuridad compartiendo el mismo cielo pues ahí y sólo ahí encuentran el confort que ahuyenta la soledad y alienta los aullidos y los mil sones de la noche a la que pertenece con exhuberancia y magestuosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque nosotros llevamos un jardín dentro, jardín creado que la bella ilumina y oculta para que siga cada vez más profundo y elevado. :)

      Eliminar
  3. Uauuuu!!! La luna alumbrando tus pasos de leona, feminidad en su máxima expresión. Muy muy hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy Mauro, cómo se nota que nos conocemos...leona rugiente :) Gracias por tu comentario hermoso.

      Eliminar
  4. Aquella vestida de luz y de plata… Musa de la noche, cómplice de besos y amores… Dama que cobija, sonrisas y lágrimas…

    Qué hermoso e inspirador, querida amiga… Siempre un placer leerte y sentir (te)

    Bsoss enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dama solitaria, inspira ensueños y los cuida. Oscura y luminosa, estática y a la vez cambiante. Como el alma, como la vida.

      Placer y honor el mío, hermosa Ginebra, por el regalo de tu presencia.
      Un beso y mis mejores deseos siempre para ti, amiga querida. :)

      Eliminar